Biografía de Saúl, nació cerca de 1079 a. C en Yidis y falleció c. 1007 a. C en Monte Gilboa, Galilea. Primer monarca de Israel (reino unido de Israel y Judá), proveniente de la tribu de Benjamín. La duración de su gobierno es de c. 1047 a 1007 a. C.

¿Quién fue Saúl?

¿Quién fue Saúl? Su padre es Qish de Gabaa. Éste pierde unos asnos y envía a Saúl en su búsqueda; se acompaña de un criado y va a la zona montañosa de Efraín, la tierra de Salisa, el territorio de Saalim y el de Benjamín, pero no los encuentra. Como no tienen éxito en su tarea, deciden volver; sin embargo, en su regreso consultan a un vidente para saber dónde están esos animales.

En ese tiempo, el pueblo israelita pide a Samuel (profeta) un rey que dé fin a los filisteos. Samuel considera que el único soberano de Israel debe ser Dios, no obstante, consulta a Yahveh, quien le revela a su elegido para reinar. Samuel ve que esa persona es Saúl y lo deja quedarse en su casa.

Se destaca en su biografía que al siguiente día derrama aceite en su cabeza y le dice ¿No te ha ungido Yahveh como el soberano de su heredad? Después, manda a buscar personas que profeticen con instrumentos musicales; Saúl se encuentra con éstas y el Espíritu de Dios desciende en él.

Es un hombre que demuestra su valentía y posee una estatura considerable. En un inicio porta la corona con firmeza, derrotando muchas veces a los filisteos, moabitas y amonitas; además, establece su capital en la ciudad de Jabes de Galaad.

Su historia empieza a decaer cuando prepara una campaña militar para luchar contra los filisteos; espera a que Samuel ofrezca un sacrificio a Yahvé, pero como éste tarda mucho en aparecer, él lo ofrece. Con esto, no sigue lo señalado por el profeta, provocando su enojo.

Vida de Saúl

La vida de Saúl. Jehová le ordena a Saúl (a través de Samuel), pelear contra Amalec y destruirlo por completo. Entonces, el rey da una nueva orientación a su campaña, redirigiéndola hacia los amalecitas; en ella, consigue triunfar y mata a todos sus hombres, mujeres y niños. No obstante, deja con vida a su monarca Agag, así como lo mejor de sus ovejas, ganado mayor, carneros y demás, destruyendo solo lo vil y despreciable.

A raíz de este acto, Jehová le dice a Samuel que le pesa haber hecho rey a Saúl, porque no cumple sus palabras. A partir de ese momento, el profeta busca al futuro nuevo soberano; el ungido es David, que se integra a la corte de Saúl tocando el arpa.

David vence a Goliat y obtiene victorias militares que despierta los celos de Saúl, hasta el punto de intentar matarlo; pero, el elegido de Dios logra escapar de esta situación.

Dios se aleja de Saúl; y éste se llena de ira hasta perder la razón, al ver que todos aman a David. Por medio de una adivina, invoca al fallecido Samuel, que profetiza su derrota y muerte. Al siguiente día, los filisteos vencen a su ejército en la batalla del monte de Gilboa; Saúl resulta herido y termina por quitarse la vida para evitar ser capturado.

En cuanto a su familia, su esposa es Ahinoam y de importancia tiene una concubina llamada Rispah. Con las dos tiene un total de cinco hijos, tres de su esposa y dos de Rispah; éstos son Jonatán, Isúi, Malquisúa, Merab y Mical.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *