Biografía de Sandro Botticelli, nació el 1 de marzo de 1445 en Florencia y falleció el 17 de mayo de 1510 en el mismo lugar; su nombre real es Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi. Pintor que pertenece al Quattrocento italiano, cuya obra se considera exponente principal de la gracia lineal en la pintura del primer Renacimiento.

¿Quién fue Sandro Botticelli?

¿Quién fue Sandro Botticelli? Es el hijo menor del matrimonio entre Mariano di Vanni, que se desenvuelve como curtidor; y Smeralda. Tiene tres hermanos y cuando nace se cree que uno de ellos, Giovanni de 25 años, lo adopta y educa.

Es apodado Botticello, se dice que quizás por ser amante de la bebida o por su gordura; y de esta denominación surge Botticelli.

Debido a que su padre prospera en su negocio, en 1458 su familia adquiere en Careggi una villa de campo. En la región se instaura la Academia Platónica Florentina que le resulta de influencia posteriormente.

Su trayectoria en el arte comienza con obras de tema religioso con un notable vigor compositivo, particularmente realiza vírgenes como la Virgen del Rosal. Cuando ya cuenta con su propio taller, en 1470, se introduce en el círculo de los Médicis, para los que realiza sus obras de mayor fama.

Efectúa creaciones de un formato extendido con temáticas ajenas a los religioso, lo cual es un hecho muy novedoso en aquel tiempo. De éstas se hacen interpretaciones con un alto nivel de complejidad.

De igual forma, corresponden a esa época La adoración de los Reyes Magos y Díptico de Judit, que son pinturas también muy representativas. Por otra parte, en 1481 es solicitado a Roma para realizar la decoración al fresco de la Capilla Sixtina; hace esto en compañía de otros artistas de renombre, lo cual parece señalar que ya es un personaje prestigioso en ese momento.

Cuando vuelve a Florencia despliega obras de más redundancia y solemnidad. Sumado a ello, realiza dibujos de gran belleza para un manuscrito de la composición de Dante, La Divina Comedia.

Vida de Sandro Botticelli

La vida de Sandro Botticelli.  No está entre los importantes innovadores del Renacimiento, sino que se inscribe en una agrupación de pintores que rehúye el realismo y se inclina por un estilo cuya base es la gracia, el sentimentalismo y la delicadeza. Uno de estos artistas que lo acompañan es Filippo Lippi, su maestro e inspirador.

Se destaca en su biografía que se convierte en el intérprete más relevante del neoplatonismo del periodo, mediante la fusión de temas paganos y cristianos y la elevación del esteticismo como un elemento de transcendencia en el arte.

Sus composiciones La primavera y El nacimiento de Venus son en la actualidad dos de las obras maestras florentinas que más se conocen. Éstas se exponen por primera ocasión en 1815 en Florencia, en la galería de los Uffizi.

Las figuras del siglo XVI italiano lo eclipsan (Rafael, Leonardo y Miguel Ángel), por tal se mantiene ignorado por siglos, hasta que su imagen y trabajo su recupera en la mitad del siglo XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *