Biografía de Paul Verlaine, nació el 30 de marzo de 1844 en Metz y falleció el 8 de enero de 1896 en París; su nombre completo es Paul Marie Verlaine. Poeta que pertenece a la corriente simbolista.

¿Quién fue Paul Verlaine?

¿Quién fue Paul Verlaine?  Es hijo de un capitán del ejército y su familia es parte de los pequeños burgueses.

Lleva a cabo sus estudios en París y labora en el ayuntamiento. Asimismo, es asistente asiduo de los salones literarios y cafés parisinos; además, colabora en 1866 en el primer Parnaso contemporáneo con la publicación de los “Poemas saturnianos”, que tienen influencia de Baudelaire.

Éstos anuncian el esfuerzo hacia la sensación devuelta, hacia la expresión, lo cual Verlaine desarrolla en sus obras más sobresalientes. En efecto, tal orientación se confirma con las “Fiestas galantes” de 1869, fantasías evocadoras del siglo XVIII de Watteau.

Por otra parte, escribe “La buena canción” para Mathilde Mauté, su esposa desde 1870. Al mes de casados, la pareja comienza a residir con los padres de Mathilde; pero en ese tiempo aparece en su vida Arthur Rimbaud, quien llega para cambiarlo todo.

Verlaine lo invita a que se mude con ellos porque descubre en él un genio precoz. En breve se hacen amantes, y como el comportamiento de Rimbaud escandaliza a los círculos literarios de París, Verlaine decide dejar a su mujer y juntos se van a Londres. En ese trayecto, crea una parte importante de la colección “Romanzas sin palabras”.

Viaja con Rimbaud a Bruselas, Bélgica en 1873; y ese mismo año, el 10 de julio, le dispara dos veces a su joven amigo, quien termina lastimado en la muñeca. Por tal motivo, el juez Théodore t’Serstevens lo condena a dos años de prisión, los cuales cumple en Bruselas y en el penal nuevo de Mons.

Mientras está en la cárcel (1873-1875), escribe la base de un libro que jamás llega a publicarse; éste se titula “Carcelariamente”. De igual forma, su esposa consigue la separación, mediante un proceso que comienza en 1871.

Vida de Paul Verlaine

La vida de Paul Verlaine. Al estar encarcelado se convierte al catolicismo y escribe de una “mística noche”. Se considera que debido a esta conversión, opta por abandonar “Carcelariamente” y también la idea de recopilar “Sabiduría” que se conjunta en una gran antología; en esta última se incluyen “Antaño y hogaño” de 1884 y “Paralelamente” de 1888.

Cuando sale de la prisión, regresa a Inglaterra y luego a Rethel, donde se desempeña como profesor. Publica en 1883 en la revista “Lutèce”, la primera serie de los poetas malditos que ayuda a que se dé a conocer.

En compañía de Mallarmé, se le trata como precursor y maestro por los poetas decadentistas y simbolistas. Al publicar “Antaño y hogaño” en 1884, se establece su regreso a la vanguardia literaria, a pesar que el libro se compone principalmente por poemas que anteceden a 1874.

Desde 1887, según aumenta su fama, se sumerge en una miseria terrible. En aquella época las producciones que realiza en el ámbito literario son meramente alimentarias; sus ratos los pasa en el hospital y en el café.

Es seleccionado “Príncipe de los Poetas” en 1894 y una pensión le es otorgada. No obstante, en una condición de envejecimiento prematuro, fallece en París en 1896 cuando tiene 51 años de edad.

Se destaca en su biografía que es muy influyente entre sus coetáneos, e incluso después de su muerte su influencia sigue creciendo en Francia y todo el mundo. El modernismo en castellano no puede entenderse sin su figura; algunos poetas relevantes del contexto hispánico son consecuencia directa o indirecta de este poeta, entre ellos José Martí, Rubén Darío, Pablo Neruda y Manuel Machado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *