Biografía de Nicolas Malebranche, nació el 5 de agosto de 1638 en París y falleció el 13 de octubre de 1715 en París. Filósofo y teólogo. Pertenece a una familia distinguida y su salud siempre es delicada; debido a ello, supera sufrimientos con gran cantidad de cuidados. Sus primeros contactos con la filosofía los tiene en el Collège de la Marche, defraudándose.

¿Quién fue Nicolas Malebranche?

¿Quién fue Nicolas Malebranche? Parisino que nace en una familia acomodada. Es hijo de Nicolás Malebranche, quien es funcionario de Richelieu (tesorero), y en 1658 es secretario del rey Luis XIII de Francia. Su madre es Catherine de Lauzon; ella tiene como hermano a un virrey de Canadá.

Es el menor de diez o trece hermanos, y desde la niñez muestra dotes intelectuales elevadas, aunque su cuerpo es muy frágil y débil.

Recibe su educación elemental con un tutor privado. Su preparación académica es en filosofía, y principalmente en teología en La Sorbona; no obstante, los métodos intelectuales tampoco lo satisfacen.

Se destaca en su biografía que entra en el Oratorio de San Felipe Neri en 1660; y cuatro años más tarde es ordenado sacerdote. Es denominado miembro honorario de la Academia de las Ciencias en 1699, así como del notable Oratorium lesu, que se funda en París por Pierre de Bérulle. Su fallecimiento es cuando tiene 77 años de edad.

Malebranche pretende la síntesis del cartesianismo y el agustinismo, lo cual resuelve en una doctrina personal, el ocasionalismo. Según esta última, Dios constituye la única causa verdadera, siendo las demás causas ocasionales.

Acorde a lo anterior, el conocimiento no se debe a la interacción con los objetos, sino que las cosas son vistas en Dios. “Sino viésemos a Dios de alguna manera, no veríamos ninguna cosa” (Recherche de la verité, libro tres, parte dos, capítulo seis.)

La complejidad está en la expresión de “alguna manera”. Dios se conoce de forma indirecta, como en el reflejo de un espejo, en las cosas creadas. El hombre es partícipe en Dios, con lo cual participa de las cosas.

Vida de Nicolas Malebranche

La vida de Nicolas Malebranche. Según su filosofía, no existe interacción directa entre las sustancias cartesianas. La congruencia entre las dos se facilita por la realidad divina. El que percibe las cosas no soy yo, sino que, por un movimiento de la “res extensa”, Dios genera en mí una idea determinada. Con ocasión de una volición mía, Dios mueve el cuerpo extenso que es mi brazo.

El vínculo del espíritu humano con Dios y con las cosas solo en él, es la solución decisiva. De esta manera, la perspectiva en Dios de cada cosa resulta la condición requerida de todas las verdades y saberes.

Sus obras de mayor relevancia son: “De la recherche de la vérité” (1674-1675), obra aumentada de forma amplia ante la gran cantidad de críticas de sus coetáneos; y “sus  Méditations chrétiennes et métaphysiques” (1683).

En su sistema filosófico, la idea de Dios toma un peso propio. A veces supera a Descartes en lo radical de su planteamiento. Para él, el alma y cuerpo son entidades sin conexión e independientes entre las cuales no existe comunicación directa de ninguna clase.

Es Dios quien realiza la función de comunicar estas dos partes y quien da origen al conocimiento en el hombre. Al no existir contacto entre el cuerpo y la mente, el hombre solo no tiene la posibilidad de conocer el mundo.

La presencia de Dios en el alma de los hombres suple su falta para conocer otras entidades, puesto que el hombre ve el resto de las cosas en Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *