Biografía de Max Ernst, nació el 2 de abril de 1891 en Brühl, Alemania y falleció el 1 de abril de 1976 en París, Francia. Artista considerado una figura primordial para los movimientos del surrealismo y dadá.

¿Quién fue Max Ernst?

¿Quién fue Max Ernst? Su padre es Philip Ernst, quien se desempeña como pintor vocacional y maestro de sordomudos.

Max se adhiere a la Universidad de Bonn en 1909, donde estudia historia del arte, psiquiatría, literatura y filosofía. En ese tiempo surgen sus obras iniciales, cuyo vínculo con lo expresionista muestra la influencia de su amigo August Macke, quien pertenece a El Jinete Azul.

Por otra parte, la exposición del Sonderbund de 1912, celebrada en Colonia y de gran fama, le brinda la oportunidad de conocer de forma directa las creaciones de Picasso, Gauguin, Van Gogh, Munch y Cézanne.

En la primera guerra del mundo, se alista en el ejército alemán; y para cuando deja las fuerzas armadas, el dadá ya está en Suiza. Siente atracción por este movimiento y por su revolución en contra de lo convencional, así que se instala en Colonia y comienza a laboral en el collage.

Empieza a residir en París en 1922, donde pinta obras de corte surrealista; en éstas, criaturas fantásticas y figuras humanas se colocan en entornos renacentistas.

Inventa el frottage en 1925, el cual pasa al lienzo (o al papel) la superficie de un objeto con el apoyo de sombras a lápiz. Después experimenta con el grattage; esta técnica consiste en grabar o raspar los pigmentos secos sobre una tabla de madera o un lienzo.

Durante la segunda guerra del mundo y tras la invasión a Francia, es llevado a prisión; encarcelado labora en la decalcomanía, que es una técnica que transfiere al metal o cristal, pinturas efectuadas en un papel especial.

Posteriormente, se acerca al collage en novelas en imágenes: “La mujer 100 cabezas” (1929); “Sueño de una niña que quiso entrar en el Carmelo”(1930); y “Una semana de bondad o los siete elementos capitales” (1934).

Vida de Max Ernst

La vida de Max Ernst. Debuta como actor de la pantalla grande en 1930, con la película “La edad de oro” de Luis Buñuel; ahí asume el rol de jefe de bandidos y se caracteriza por su crueldad.

El filme causa controversia en Francia y termina prohibido por más de medio siglo. No obstante, en los próximos años Ernst prosigue en colaboración con otras cintas surrealistas.

En otras cuestiones, tiene una relación amorosa con su alumna Leonora Carrington; después, en 1941, emigra al territorio estadounidense con el soporte de Peggy Guggenheim, quien en 1942 se convierte en su tercera esposa. Y contrae nupcias nuevamente en 1946, ahora con Dorothea Tanning.

Vuelve a Francia en 1953 y desde ese momento su obra es revalorada notablemente. La influencia de sus creaciones alcanza a un gran número de artistas.

Se destaca en su biografía que su carrera en el arte se distingue por la experimentación continua e incansable. Utiliza múltiples técnicas, materiales y estilos; además, busca siempre expresar en dos o tres dimensiones el universo extradimensional de la imaginación y los sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *