Biografía de Justo Sierra, nació el 26 de enero de 1848 en San Francisco de Campeche, Campeche y falleció el 13 de septiembre de 1912 en Madrid. Fue un hombre que se desarrolló en el conocimiento de la historia, además que se vinculó a la escritura, al periodismo, a la política y a la lírica. Promovió asimismo la UNAM y se convirtió en una figura de suma influencia en México.

¿Quién fue Justo Sierra?

¿Quién fue Justo Sierra? Su padre se llama Justo Sierra O’Reilly y es un escritor de diferentes novelas clasificadas como clásicas. En cuanto a su educación, opta por prepararse en la carrera de leyes ingresando a la institución colegial de San Ildefonso.

Luego de esto se añade a diferentes círculos de carácter literario y comienza a desarrollarse en el género del ensayo. Sus primeras creaciones en este rubro se presentan aproximadamente en 1868.

Posteriormente es parte de un diario denominado “El renacimiento”, en donde mediante entregas aparece una de sus obras novelísticas conocida como “El ángel del porvenir”. Esta creación se caracteriza asimismo por contar con una notable influencia europea.

Así también surge otra pieza que se titula “Conversaciones del domingo”, misma que resulta ser de suma relevancia para una de sus futuras creaciones. En efecto con ella logra constituir una de sus publicaciones de radical importancia en su carrera llamada “Cuentos románticos”.

Por otra parte, tiene como tutor a Ignacio Manuel Altamirano y cuando éste fallece toma su puesto como maestro y como figura de la literatura mexicana, hecho que lleva a cabo a partir de una ideología positivista.

De igual forma entabla una amistad con Manuel Acuña, se reúne con los creadores de una revista denominada “Azul” y se convierte en un poderoso elemento de influencia para diversos escritores.

Además, toma algunos cargos de carácter público y ellos producen que su perspectiva sobre la nación mexicana se amplíe. Todas sus vivencias en tales actividades, aunadas a su saber sobre la historia del país, lo conducen a darle valor al pasado y a buscar nuevas vertientes para la nación.

En cuanto a los puestos que ocupa, Sierra se involucra en el campo de docencia, del derecho, de la política y en el contexto artístico con Porfirio Díaz. También instaura la universidad nacional, la cual se caracteriza por su modernidad; y para dar inicio a la misma formalmente emite un discurso mencionando las inclinaciones que tendrá el país en la vertiente cultural.

En la línea de enseñanza, él impulsa modificar el concepto de instrucción por otro que resulta más apropiado, el de educación. Asimismo es promotor de la unidad lingüística, de reconocer a los profesores universitarios, del otorgamiento de becas a los estudiantes sobresalientes y de la expansión del arte.

Vida de Justo Sierra

La vida de Justo Sierra impacta positivamente a su país. Él desarrolla a lo largo de su carrera una obra que abarca gran cantidad de géneros, entre los cuales destaca el estudio de la historia, aunque al mismo tiempo se acerca a la lírica, al periodismo, al teatro y demás.

Se destaca en su biografía que realiza diversas composiciones poéticas, como“Oda a Dios”; y así mismo se desenvuelve de manera brillante en la narrativa al estilo de Bécquer. No obstante, como historiador y actor de reformas sobresale con mayor notoriedad.

Así, efectúa diversos trabajos en la línea histórica y que también se vinculan a la sociología. Entre ellos aparece su principal creación en este contexto titulada “Evolución política del pueblo mexicano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *