Biografía de Juana Seymour, nace cerca de 1508 y fallece el 24 de octubre de 1537. Fue la esposa número tres del monarca Enrique VIII de Inglaterra y progenitora del soberano Eduardo VI.

¿Quién fue Juana Seymour?

¿Quién fue Juana Seymour? Es la cuarta hija de John Seymour y de Margery Wentworth. Desciende de la rama colateral de Eduardo III y recibe una educación de calidad.

Se convierte en asistente de las dos primeras esposas del rey Enrique VIII, es decir de Catalina de Aragón y de Ana Bolena. Desde esta posición llama la atención del monarca aproximadamente en 1535.

El soberano decide casarse con ella y para tal busca deshacerse de su mujer actual. Ana Bolena es entonces culpada de mantener relaciones ilícitas con muchos criados, y es forzada con torturas a confesar dichas acusaciones. Así, el prelado inglés rápidamente reconoce que el matrimonio entre los dos es nulo.

El castigo para Bolena es ser decapitada el 19 de mayo de 1536, y dos días después de su muerte Enrique VIII y Juana Seymour se comprometen oficialmente. Se casan el 30 de mayo del mismo año y de esta manera Seymour es la nueva reina.

Enrique la llama “mi rosa sin espinas”. Seymour restablece a María, hija del rey, en el favor real; además que le da un hijo varón al soberano, proporcionándole gran felicidad.

Él es Eduardo VI, un niño que posee una salud delicada, pero que se mantiene con vida, así que la estirpe de los Tudor parece bendecida. Adicionalmente, Enrique está seguro que Juana puede darle más hijos hombres, que tengan más fuerza, con los cuales asegurar la continuidad del linaje.

No obstante, el festejo dura poco porque Juana enferma de fiebres puerperales que la conducen a la muerte. Fallece solo quince días luego del parto.

Se destaca en su biografía que ella se coloca como la primera reina de Enrique VIII que se reconoce de manera oficial. El rey pide que sus restos sean sepultados en el cementerio real de Windsor, junto al que será su propio sepulcro.

Vida de Juana Seymour

La vida de Juana Seymour. El deseo de Enrique VIII por casarse con ella acelera las acusaciones falsas de adulterio contra Ana Bolena. Se casan en el palacio de York a los once días de la ejecución de ésta última.

Busca distinguirse de su predecesora, así que su reinado es formal y estricto. Solo entabla amistad con mujeres, creando en su casa real una atmósfera controlada, que prácticamente llega a la opresión.

Se obsesiona por detalles mínimos, prohíbe la moda francesa y se detiene de intervenir en el reino cuando el monarca le recuerda lo sucedido con Ana por involucrarse en asuntos de política.

Contrae fiebres puerperales y muere doce días después del nacimiento de su hijo Eduardo VI. Éste se vuelve rey de Inglaterra y de Irlanda a la muerte de su padre en 1547; sin embargo, su vida es corta, ya que fallece en 1553, a la edad de 15 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *