Biografía de Juan José Arreola, nació el 21 de septiembre de 1918 en Zapotlán el Grande y falleció el 3 de diciembre de 2001 en Guadalajara. Mexicano que se desarrolla en la escritura, en el ámbito académico, así como en la traducción y edición de textos. Es considerado uno de los impulsores más relevantes del cuento fantástico contemporáneo en su país, y uno de los exponentes principales de la minificción en América Latina.

¿Quién fue Juan José Arreola?

¿Quién fue Juan José Arreola? Sus padres son Felipe Arreola y Victoria Zúñiga. Tiene trece hermanos y él es el cuarto en nacer. A partir de los tres años de edad se adhiere a un colegio de monjas francesas, donde se interesa por la literatura.

Pasa su niñez cuando acontece la revolución cristera. Labora con uno de sus parientes como encuadernador y más adelante es parte de una imprenta; tales trabajos son sus primeras aproximaciones al contexto editorial.

Conoce a autores como Dante, Schwob y Baudelaire desde antes de cumplir quince años. A los dieciocho se traslada a la Ciudad de México y ahí comienza sus estudios en la escuela de teatro de Bellas Artes. Ahí es instruido por Fernando Wagner y para pagar su educación realiza oficios variados, como el de actor en novelas radiales de la XEQ.

A finales de los años treinta es actor con Xavier Villaurrutia, asimismo deja de estudiar y trabaja con Rodolfo Usigli en una compañía teatral. Se va de gira y regresa a Zapotlán en 1940 para publicar en una revista su cuento titulado “Sueño de Navidad”.

En su ciudad natal pertenece a un grupo de teatro, es docente en nivel secundaria y prosigue escribiendo. En esta época elabora “Hizo el bien mientras vivió” de 1943.

Posteriormente, en Guadalajara colabora con el diario El Occidental, lo cual hace mediante artículos y en la jefatura de circulación, permaneciendo ahí hasta 1945.

Gracias a Louis Jouvet es becado por el Instituto Francés de la América Latina. Con dicha beca y al término de la guerra, puede asistir en París a variados espectáculos teatrales. Luego, padece una depresión profunda, el clima de Francia le resulta severo y le aumentan los malestares de una úlcera; por todo ello, decide regresar a la capital mexicana.

Una vez de vuelta en México se convierte en redactor, corrector y traductor en el Fondo de Cultura Económica. Conoce a Daniel Cosío quien publica su obra “Varia Invención” de 1949.

A la par labora en el Colegio de México, donde se queda cuando es desocupado del FCE. En ese lapso crea “Confabulario”, que aparece en 1952.

Después, en 1956, se le invita a ser el director de una agrupación de teatro, que consigue el patrocinio de la Difusión Cultural de la UNAM. Ésta es llamada Poesía en voz alta y exhibe obras de autores como Ionesco, García Lorca y Paz.

El rector de la UNAM, Nabor Carrillo, le propone asumir la responsabilidad de La Casa del Lago, cuya inauguración es en 1959. Este espacio se convierte en un centro cultural muy importante en los próximos diez años; aunque, cuando entra otro dirigente a la universidad, Arreola pierde su dirección.

Entonces comienza a enseñar en el Centro Mexicano de Escritores y en el Teatro del INBA. De igual forma, es invitado a la institución cultural de Casa de las Américas, que se ubica en el territorio cubano.

Vida de Juan José Arreola

La vida de Juan José Arreola es muy sobresaliente por sus numerosos logros como escritor y por su historia. Su formación es autodidacta, ya que jamás concluye la primaria, además que desempeña múltiples oficios durante su trayectoria.

Despliega diferentes géneros literarios,  es parte de la generación del cincuenta, impulsa el cuento fantástico contemporáneo en México y es notorio como exponente de la minificción en Latino América.

Se destaca en su biografía que sus textos son caracterizados por la ironía y la brevedad. Asimismo se distinguen por  la combinación constante de recursos provenientes de la poesía, el ensayo y el cuento. Algunos de los premios que recibe son el de Jalisco de Literatura en 1953, el Xavier Villaurrutia de 1963, el Internacional de Juan Rulfo en 1990 y demás.

Fallece a los ochenta y tres años de edad debido a una hidrocefalia. Deja a su viuda, tres hijos y seis nietos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *