Biografía de Heinrich Rudolf Hertz, nació el 22 de febrero de 1857 en Hamburgo, Confederación Germánica y falleció el 1 de enero de 1894 en Bonn, Imperio Alemán. Físico que descubre el efecto fotoeléctrico, la dispersión de las ondas electromagnéticas, así como la forma para generar y localizar a las mismas. La unidad de medida de frecuencia se llama Hertz en su honor.

¿Quién fue Heinrich Rudolf Hertz?

¿Quién fue Heinrich Rudolf Hertz? Pertenece a una familia judía que se convierte en 1838 al cristianismo. Su progenitor es consejero en Hamburgo. Durante su niñez, Rudolf demuestra tener capacidades poco usuales, ya que lee los clásicos en su versión original (tragedias griegas y Platón), lee árabe y su madre presume que es siempre el primero en su clase.

Sumado a su talento para los estudios, también siente afición por las actividades prácticas como el torno y la carpintería, en las cuales es muy hábil.

El gusto por lo práctico influye en su decisión posterior de dedicarse a la ingeniería en Dresde. La física es su pasión, por lo cual se traslada a Berlín para prepararse en esta ciencia con Gustav Kirchoff y otros.

Efectúa una tesis sobre la rotación de esferas en un campo magnético, y con ella se doctora a los veintitrés años de edad (1880). Después prosigue hasta 1883 como alumno de Hermann von Helmholtz. Luego es nombrado catedrático de física teórica en la Universidad de Kiel.

Se destaca en su biografía que opta por trasladarse a la Universidad de Karlsruhe en 1885, donde descubre la manera en que se producen y detectan las ondas electromagnéticas.

Tomando en cuenta el experimento con el que se refuta la existencia del éter, de Albert Michelson (1881),  Hertz reformula las ecuaciones de Maxwell para incluir el descubrimiento reciente. Demuestra de forma experimental que las ondas electromagnéticas tienen la posibilidad de viajar por medio del vacío y el aire libre, como lo predice James Clerk Maxwell y M. Faraday.

Para tal, construye un receptor y un emisor de ondas en su laboratorio. Asimismo, calcula la velocidad de movimiento de las ondas en el aire y se aproxima en gran medida al valor que establece Maxwell (300 000 km/s.).

Deja a otros las aplicaciones prácticas de sus hallazgos y se concentra en consideraciones teóricas. Adicionalmente descubre el efecto fotoeléctrico, al notar que un objeto con carga pierde la misma con mayor facilidad, cuando es iluminado por luz ultravioleta.

Vida de Heinrich Rudolf Hertz

La vida de Heinrich Rudolf Hertz. Su brillante trayectoria se trunca cerca de 1889, porque comienza con complicaciones graves de salud. Aunque al principio éstas no interfieren con su labor, termina por fallecer de granulomatosis de Wegener a los treinta y seis años de edad.

Gracias a él existen las telecomunicaciones, y la comunidad científica da su nombre a la unidad de frecuencia (Hertz o hercio) como homenaje, lo cual decide la CEI en 1930.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *