Biografía de Francisco Sánchez el Escéptico, nació en Tuy, España en 1551; y falleció en Toulouse, Francia en 1623. Filósofo escéptico y médico latinoeuropeo renacentista.

¿Quién fue Francisco Sánchez el Escéptico?

¿Quién fue Francisco Sánchez el Escéptico? Su padre, Antonio Sánchez, es español y su madre es portuguesa. Su nacionalidad es sometida a disputa por un largo tiempo: la reclama España, porque ahí nace; Portugal, porque ahí se bautiza; Francia, porque este país es su residencia desde temprana edad, donde se forma y desarrolla lo principal de su carrera filosófica y médica; e Israel por la Enciclopedia Hebrea, atendiendo a la procedencia hebrea de su familia.

Cuando tiene 11 años de edad, él y su familia se trasladan a Francia para establecerse en Burdeos; en este lugar inicia su preparación académica, la cual prosigue en Italia residiendo en Roma.

Es ayudante del popular médico Huchet y en 1573 se gradúa de doctor en la escuela médica de Montpellier. Presenta oposiciones brillantes y a los 24 años obtiene una de las cátedras principales de la mencionada universidad; se desarrolla en tal trabajo por un periodo de once años, hasta que los conflictos civiles de religión y los tumultos del tiempo de la Liga le hacen buscar refugio en Toulouse.

En este sitio practica la medicina, consiguiendo honores. De igual forma, en la Facultad de Medicina de Toulouse se desempeña como profesor.

Se destaca en su biografía que en el prólogo a su obra filosófica “Del más noble y universal primer saber. Que nada se sabe” (Lyon, 1580) declara estar en contra del aristotelismo y del argumento de autoridad.

Propugna el examen directo de una realidad cualquiera antes de considerarla como tal, sometiendo al análisis y crítica del juicio los datos de la experiencia; aunque para él, el conocimiento solo puede alcanzar los accidentes, no las esencias de las cosas pretendidas. El mundo externo es la única realidad cognoscible.

Vida de Francisco Sánchez el Escéptico

La vida de Francisco Sánchez el Escéptico. Su filosofía hace alto en una fenomenología de la probabilidad, pues nuestro conocimiento, solo probable, solo lo es de fenómenos, de apariencias. En tal, como en su exigencia de método, se presenta como un precursor de René Descartes.

En 1576 escribe el prólogo de su Quod nihil scitur y la obra cartesiana tiene tanto parecido en lo inicial a la suya, que es acusado por Pierre Huet de plagio en lo atinente a la “duda metódica”.

Depende de manera directa de la tradición escéptica de Pirrón, misma que aparece en los Ensayos de Michel de Montaigne. En 1562 aparecen en latín los esbozos pirrónicos de Sexto Empírico traducidos del griego por Henri Estienne; asimismo, aparece la traducción al latín de “Contra profesores dogmáticos” en 1569 del mismo autor.

Se reúnen sus comentarios críticos contra Aristóteles en un Tractatus philosophici (Rotterdam, 1649. Adicionalmente, se edita su “Carta a Clavius” (1940) modernamente. Y también escribe la “Canción del Cometa” en 1577, en donde combate superchería astrológica con mucha erudición.  En “Opera Medica” de 1636, es recogida su obra como médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *