Biografía de Emilia Pardo Bazán, nació el 16 de septiembre de 1851 en La Coruña y falleció el 12 de mayo de 1921 en Madrid. Es una escritora que se desarrolla en el género novelístico, el periodismo, ensayo, poesía, dramaturgia, traducción, edición, docencia y demás áreas. Introduce el naturalismo en España; asimismo, es precursora en sus ideas sobre los derechos de la mujer y el feminismo. Una de sus obras más famosas es “Los Pazos de Ulloa” de 1886.

¿Quién fue Emilia Pardo Bazán?

¿Quién fue Emilia Pardo Bazán? Pertenece a una familia gallega noble y de poder en España. Sus padres son los condes de Pardo Bazán (José María Pardo-Bazán y Mosquera y Amalia María de la Rúa-Figueroa y Somoza).

Hereda el título de condesa en 1890 y se estable en Madrid en 1869, un año luego de contraer nupcias. Es lectora asidua de los clásicos españoles y de igual forma se interesa por las novedades literarias que hay en el extranjero.

Se da a conocer como escritora con “Estudio crítico de Feijoo” de 1976, así como con una colección de poemas. Publica su primera novela en 1879, “Pascual López”, que tiene influencias de Alarcón y de Valera.

Evoluciona hacia un matizado naturalismo con “Un viaje de novios” de 1881 y “La tribuna” de 1882. También en 1882 inicia, en la revista La Época, la publicación de varios artículos acerca de Zola y la novela experimental; mismos que más adelante se reúnen en el volumen “La cuestión palpitante” de 1883.

Estos últimos escritos la acreditan como uno de los impulsores principales del naturalismo en el territorio español. Ante los principios literarios e ideológicos de Zola, ella acentúa la conexión de la escuela francesa con la tradición realista europea; tal, le permite aproximarse a un ideario más católico y conservador.

Entre los ensayos que realiza está “La revolución y la novela en Rusia” de 1887 y “La literatura francesa moderna” de 1910, entre otros. En éstos mantiene su atención en las novedades que surgen a finales de siglo en el continente europeo.

Vida de Emilia Pardo Bazán

La vida de Emilia Pardo Bazán. La condesa de Pardo Bazán, escritora aristócrata y noble, introduce el naturalismo en España. Reivindica la enseñanza a las mujeres como algo primordial y actúa públicamente en su defensa.

Se destaca en su biografía que en “Los pazos de Ulloa” (1886) culmina el método naturalista. Esta es su obra maestra y en ella muestra la decadencia de la aristocracia y del universo rural gallego. Su continuación de 1887 “La madre naturaleza”, despliega que los instintos llevan al pecado.

Sumado a esto, efectúa  “Insolación” y “Morriña” ambas de 1889, composiciones que prosiguen en la estética e ideología del naturalismo. Más tarde, evoluciona hacia un espiritualismo y simbolismo mayor, que se ve reflejado en “Una cristiana” de 1890 y “La quimera” de 1905, entre otras obras.

Dicha evolución también se puede visualizar en sus relatos y cuentos que se conjuntan en “Cuentos de mi tierra” de 1888 o “Cuentos sacroprofanos” de 1899, además de otros. Adicionalmente, posee la autoría de libros de viajes como “Por la España pintoresca” de 1895; y de biografías, como “Hernán Cortés” de 1914.

En lo personal, se casa con José Quiroga y Pérez Deza a los dieciséis años de edad. Tienen tres hijos, y optan por separarse en 1884 de forma amistosa; él se retira a sus propiedades gallegas y ella prosigue su actividad en Galicia y Madrid. Su relación como amigos perdura.

Posteriormente, se relaciona en el campo literario y sentimental con Benito Pérez Galdós, y se mantienen juntos por más de dos décadas. Además, Emilia se vincula esporádicamente con jóvenes como Lázaro Galdiano y Narcís Oller.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *