Biografía de Elisabetta Sirani, nació el 8 de enero de 1638  en Bolonia, Italia; y falleció el 25 de agosto de 1665 en el mismo lugar. Pintora de estilo barroco, que se encuentra entre los representantes finales de la escuela boloñesa del siglo XVII. De igual forma, es una de las primeras mujeres pintoras con proyección a nivel internacional.

¿Quién fue Elisabetta Sirani?

¿Quién fue Elisabetta Sirani? Es hija de Giovanni Andrea Sirani, ayudante principal de Guido Reni. En realidad, hay pocos datos acerca de su formación artística; al parecer, por ser mujer no puede ingresar a una academia y por ello solo aprende en el taller de su progenitor. Tampoco tiene permitido dibujar desnudos con modelos vivos, por lo que no desarrolla la destreza para el dibujo anatómico.

Es hacia 1650 cuando comienza en la pintura, apoyada por el conde Carlo Cesare Malvasia, su futuro biógrafo e influyente crítico. Entre sus obras iniciales está el “San Jerónimo en el desierto” de la Pinacoteca Nazionale de Bolonia.

Se convierte en pintora profesional en 1657, a los 19 años de edad. Posteriormente, gestiona el taller de la familia; además, cuando su padre queda inválido por la gota, ella es el sostén familiar por medio de su arte. Se considera que las dificultades económicas la obligan a laborar a gran velocidad.

Se destaca en su biografía que tiene una reconocida belleza, es prolífica y modesta en el trato. Consigue una popularidad temprana en Europa; y las pinturas religiosas, de la Sagrada Familia y de la Virgen con el Niño, son su especialidad. Produce éstas rápidamente con buen acabado.

Asimismo, a su taller llegan de visita curiosos y coleccionistas venidos desde lejos; y entre su clientela está el Gran Duque Cosme III de Médici.

Su fallecimiento en 1665 se envuelve en controversia, porque se cree que es envenenada por una criada. Sin embargo, tal persona queda libre de acusaciones y en una autopsia se releva que Elisabetta sufre de varias úlceras estomacales. Algunos culpan de eso a su padre, por la sobrecarga de trabajo a la que se enfrenta.

Vida de Elisabetta Sirani

La vida de Elisabetta Sirani. En su funeral se incluyen intervenciones poéticas, música y es presidido por su efigie que se esculpe a tamaño natural y se dispone sobre un enorme catafalco.

En la actualidad sus restos y los de su maestro Guido Reni se ubican en la Basílica de Santo Domenico de Bolonia.

Aunque su muerte prematura limita su carrera a solo una década, deja una producción muy extensa de doscientas pinturas, a lo que se suman grabados diversos y dibujos.

Como tiene esta amplia producción pictórica, se considera que con ella participan muchos ayudantes. La artista incluso hace demostraciones públicas para responder a quienes cuestionan la autoría de sus obras. Sus hermanas Anna María y Bárbara también son pintoras y ella tiene por discípulas a más de doce mujeres que llegan a ejercer de forma profesional.

Hablando sobre su obra, introduce intensos contrastes de luces en sus dibujos a lápiz y tinta; un ejemplo de esto es su “Caín matando a Abel” del Castillo de Windsor. No obstante, en sus pinturas suaviza el claroscuro con sombras tostadas, es menos personal, y en sí se alinea a la escuela boloñesa.

Generalmente, sus composiciones en cuanto a diseño son simples y de formato medio; las mismas conservan un decorativo de atractivo comercial y tono agradable.

Pinturas destacadas

Porcia hiriéndose en la pierna

(1658) Autorretrato

(1658) Judith con la cabeza de Holofernes

(1659) Alegoría de la Música

(1660) Cupido durmiente

(1662) Retrato de Beatrice Cenci

(1662) San Antonio de Padua adorando al Niño Jesús

(1663) Virgen con el Niño

Judith con la cabeza de Holofernes

Cleopatra

Virgen con el Niño

Melpómene, musa de la Tragedia

San Juan Bautista joven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *