Biografía de Avicena, nació el 7 de agosto de 980 en Afshona, Uzbekistán y falleció el 24 de junio de 1037 en Hamadán, Irán; su nombre es Abu’Ali al-Husayn ibn’abd Allah ibn Sina y es conocido como Ibn Sina o Avicena. Se desarrolla en la filosofía y medicina, además de otras áreas; sus trabajos son de impacto en el pensamiento escolástico de la Europa medieval.

¿Quién fue Avicena?

¿Quién fue Avicena? Nace en Afshana, cerca de Bujará, y en este último lugar su padre lo educa. Toda su vida la pasa en las regiones del este y centro de Irán; y para la edad de diez años tiene memorizado el Corán y múltiples poemas árabes.

Cuando es adolescente estudia medicina, hasta recibir (a los dieciocho años) el favor del príncipe Nuh ibn Mansur. Éste se convierte en su protector y le permite acceder a la biblioteca de la corte samánida.

Su existencia se modifica bruscamente con el fallecimiento de su progenitor; y a ello también se añade el desplome de la casa samánida por acción de Mahmud de Ghazna (caudillo turco). Entonces debe utilizar su capacidad para concentrarse y fuerza intelectual para proseguir su labor con continuidad y consistencia.

En el lapso siguiente de su vida, ejerce la medicina en diferentes poblaciones de la región de Jorasan, hasta entrar a la corte en Qazvin de los príncipes Buyid. En tales sitios no cuenta con el apoyo económico y social que necesita para el desarrollo de su trabajo; por tal razón, decide trasladarse a Hamadán, lugar gobernado por otro príncipe Buyid, llamado Shams ad-Dawlah.

Bajo la protección de éste ocupa el puesto de visir, lo que le genera muchas enemistades. Debido a ello, se ve obligado a dejar la ciudad tan pronto el príncipe muere.

En ese tiempo es cuando escribe sus obras “Kitab ash-shifa’, sobre ciencias naturales, lógica, psicología, el quadrivium (astronomía, música, aritmética, geometría) y metafísica, con influencias neoplatónicas y aristotélicas. Asimismo efectúa el “Al-Qanun fi at-tibb”, canon de medicina, muy conocido en su época como compilación de conocimientos de fisiología. Finalmente, se traslada  a la corte del príncipe ‘Ala ad-Dawlah, y bajo la tutela del mismo se mantiene trabajando permanentemente.

Vida de Avicena

La vida de Avicena. Escribe casi trescientos libros sobre distintas áreas, entre las cuales predomina la filosofía y la medicina. Además, está considerado como uno de los médicos principales de todos los tiempos.

Se destaca en su biografía que su obra es muy importante porque supone la presentación del pensamiento aristotélico ante los pensadores de occidente de la Edad Media. En el siglo XII sus composiciones se traducen al latín, con lo cual se refuerza la doctrina aristotélica en occidente, aunque influida notablemente por la línea platónica.

En pensadores posteriores (de la talla de Tomás de Aquino o Duns Escoto) despliega una influencia relevante. De igual manera, plantea el conocimiento indudable de la propia existencia.

Por otra parte, se puede decir que abre el trayecto a una rama nueva de la filosofía islámica, la Sabiduría de la iluminación o metafísica de la luz.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *