Biografía de Arnold Böcklin, nació el 16 de octubre de 1827 en Basilea, Suiza; y falleció el 16 de enero de 1901 en Fiesole, Italia. Pintor suizo que se encuadra en el simbolismo que influye notablemente en el movimiento surrealista.

¿Quién fue Arnold Böcklin?

¿Quién fue Arnold Böcklin? Es hijo de Christian Frederick Böcklin, quien se dedica a comercializar seda y desciende de una familia originaria de Schaffhausen; y de Úrsula Lippe, también proveniente de la misma ciudad.

Inicia como pintor paisajista; sin embargo, al viajar a Roma, Génova, Zúrich y Bruselas conoce el arte renacentista y el ambiente del Mediterráneo, lo cual le conduce a incluir figuras alegóricas y de la mitología en su obra.

En 1846, con el apoyo de Schirmer, da inicio a sus estudios de arte en Düsseldorf; ahí conoce a Ludwing Andreas Feuerbach. Al año siguiente viaja con el pintor Rudolf Koller, su amigo, a Amberes y Bruselas; y en ese tiempo se instalan en París y comparten un estudio.

Copian obras del siglo XVII en el Museo Louvre; asimismo, se acercan a los trabajos de pintores contemporáneos como Constant Troyon y Rosa Bonheur.

De igual forma, Arnold visita el estudio del artista Jacques Raymond Brascassat. Y en la capital francesa presencia la revolución de 1848. En 1850 se traslada a Roma y ahí se añade al círculo de los Feuerbach.

Posteriormente, regresa a Basilea, pinta en Múnich para el hispanista y mecenas Schack; y en Weimar es profesor en la escuela de arte que funda el duque Carlos Alejandro de Sajonia; ello, en 1860 y enseñando pintura de paisaje.

Vuelve a Roma en 1862; vive en su país de 1866-1871, pintando los frescos del museo en Basilea. De nueva cuenta reside en Múnich de 1871 a 1874; de 1874 a 1885 vive en Florencia; se queda en Zúrich de 1885 a 1892 y pasa sus años finales en Fiesole y Florencia.

Vida de Arnold Böcklin

La vida de Arnold Böcklin. Con influencia del romanticismo, mantiene numerosos vínculos con las creaciones de Caspar David Friedrich. Y como puramente simbolista, aunque en el estilo del art nouveau, sus obras bosquejan figuras mitológicas y de fantasía, sujetas a construcciones que provienen de la arquitectura clásica. Esto revela obsesión con la muerte, y se crea un universo fantástico y extraño.

Se destaca en su biografía que entre sus obras más relevantes está “La isla de los muertos”; de ésta realiza cinco versiones que pinta en el rango de 1880 y 1886. Cabe mencionar que dicha pintura evoca al Cementerio inglés de Florencia, el cual está cerca de su estudio y donde entierra a su hija María.

Influye en pintores del surrealismo como Giorgio de Chirico, Max Ernst y Salvador Dalí. Por otra parte, pasados tres años de su muerte, Otto Weisert diseña un tipo de letra art nouveau a la que le pone su nombre.

Asimismo, las pinturas de Böcklin, principalmente “La isla de los muertos”, inspiran a diferentes compositores románticos tardíos. Heinrich Schülz-Beuthen y Rachmaninov componen poemas sinfónicos que tienen su inspiración en ésta; además, Max Reger compone en 1913 un conjunto de cuatro poemas tonales acorde al pintor, y de ellos el movimiento tres es “La isla de los muertos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *