Biografía de Alexander Graham Bell, nació el 3 de marzo de 1847 en Edimburgo, Escocia, Reino Unido y falleció el 2 de agosto de 1922 en Beinn Bhreagh, Canadá. Inventor, logopeda y científico que contribuye en la tecnología de la aviación y en el desarrollo de las telecomunicaciones.

¿Quién fue Alexander Graham Bell?

¿Quién fue Alexander Graham Bell? Sus padres son Alexander Melville Bell, profesor; y Eliza Grace. Tiene dos hermanos, Melville (1845-1870)  y Edward (1848-1867), quienes fallecen de tuberculosis. En su hogar se dedican profesionalmente a la corrección de la pronunciación y a la locución.

Cuando nace lo llaman únicamente Alexander, pero al crecer le pide a su progenitor tener un nombre más. Así, cuando cumple once años de edad adopta Graham, y a partir de entonces se conoce como Alexander Graham, aunque sus parientes y personas cercanas lo llaman “Aleck”.

Ingresa a la Royal High School de Edimburgo y posteriormente se adhiere a algunas clases dentro de la University College de Londres y de la Universidad de Edimburgo, aunque su formación es principalmente autodidacta.

En la Weston House Academy de Elgin se coloca como residente en 1864, ahí despliega sus estudios iniciales sobre sonido. Luego, en 1868, labora en Londres asistiendo a su padre, hasta que toma su lugar cuando éste parte al continente americano.

La muerte de sus hermanos debido a la tuberculosis, tiene repercusiones negativas en su estado de ánimo y salud. En tales circunstancias viaja en 1870 a Canadá acompañado de su familia, donde adquiere mejoría.

Pasado un año se instala en la ciudad de Boston, dedicándose a difundir el sistema de aprendizaje para sordos que crea su progenitor, mismo que se recoge en la obra “Visible Speech” de 1866.

Su trabajo consigue resultados espectaculares, lo que le permite formar una excelente reputación. Por ello es invitado a impartir múltiples conferencias; y en la Universidad de Boston, en 1873, es nombrado docente de fisiología vocal.

Se destaca en su biografía que en ese tiempo diseña el teléfono, aparato que sirve para interconvertir en impulsos eléctricos el sonido. Para esto tiene la ayuda del mecánico Thomas Watson y recibe el apoyo económico de los padres de George Sanders y Mabel Hubbard (su futura esposa), quienes son dos de sus estudiantes con sordera.

El invento forma parte del registro de patentes de Estados Unidos en 1876. Al principio provoca comentarios de ironía; sin embargo, cuando se descubre como un medio viable de comunicación a larga distancia, surgen polémicas peleas por la comercialización de la patente.

Bell es acreedor al galardón Volta en 1880, y las ganancias monetarias que obtiene con este premio las invierte en otro proyecto. Éste es el grafófono, uno de los sistemas iniciales que se conoce graban sonido, el cual crea con la participación de Charles Sumner Tainter

Vida de Alexander Graham Bell

La vida de Alexander Graham Bell es reconocida en todo el mundo, gracias a sus invenciones, entre las que sobresale el teléfono. Sus contribuciones impulsan las telecomunicaciones y la tecnología de aviación.

Tanto su abuelo, como su padre y su hermano se relacionan con la labor de locución y fonación; además su madre y esposa son sordas; y todo ello influye en su interés hacia las investigaciones del habla y la escucha, y en su experimentación con aparatos de audición.

Patenta el teléfono en 1876 en Estados Unidos, luego de diversos trámites (que incluso llegan a ser reclamaciones judiciales). No obstante, se descubre que dicho aparato se desarrolla previamente por Antonio Meucci, cuyo reconocimiento oficial como inventor del teléfono surge hasta el 2002.

A la vida de Bell se añaden muchos más inventos, por mencionar algunos están los estudios de la aeronáutica y la construcción del hidroala. Asimismo, se coloca como uno de los fundadores en 1888 de la National Geographic Society, asumiendo la presidencia de tal organismo en 1898.

En lo personal, contrae matrimonio con su alumna Mabel Hubbard en 1877, con quien tiene dos hijas. Muere a los 75 años de edad por diabetes y anemia perniciosa, y la herencia que deja es de 18 patentes registradas a su nombre, y otras 12 con colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *