Biografía de San Alejandro de Alejandría, nació en Alejandría en el 250 y falleció en el mismo lugar en el 326. Es denominado obispo de Alejandría en 313 y se mantiene en el cargo hasta que muere; su antecesor es San Achilla de Alejandría.

¿Quién fue Alejandro de Alejandría?

¿Quién fue Alejandro de Alejandría? Es el patriarca número 19 de Alejandría. Dicho título precede al de papa de la Iglesia Copta o patriarca de la Iglesia Ortodoxa, previo al cisma del año 457.

Adquiere popularidad al oponerse a la “herejía arriana”. Ésta asegura que Jesús no es Dios, sino que es su hijo encarnado; la misma dice que como unigénito de Dios, tiene un origen temporal que le impide ser coeterno con su padre.

De igual forma, Alejandro se conoce por su doctrina apostólica; y una de sus acciones de mayor importancia es ordenar a San Atanasio, figura célebre y admirada en el cristianismo.

Respecto a los arrianos, su comportamiento es gentil, pero siempre determinado; aunque es acusado por muchos de comprometer a la Iglesia. Por otra parte, se le considera un campeón en la enseñanza del catolicismo, lo que se acredita cuando se le incluye en su santoral por su celo pastoral. El día de su festividad en la Iglesia católica es el 26 de febrero, en la ortodoxa el 29 de mayo y en la Copta el 17 de abril.

Por un tiempo extenso se dirige a Arrio, e intenta persuadirlo de su error antes de su excomunión en 321; tal excomunión se confirma en el Sínodo de Alejandría.  Adicionalmente, subsiste a través de los años su Circular Episcopal acerca de la herejía arriana; esto es una sección relevante de la literatura eclesiástica en esa época.

Vida de Alejandro de Alejandría

La vida de Alejandro de Alejandría. Desde su perspectiva de obispo, prefiere a los monjes que viven como eremitas en el desierto; a ellos, los observa como ejemplo para sus ovejas. Asimismo, en la diócesis que tiene a su cargo, insiste en apoyar a las personas en pobreza con acciones caritativas, hechos que le otorgan fama.

Se destaca en su biografía que es señalado entre los responsables más importantes del Primer Concilio de Nicea de 325; en éste, surge la condena formal para el arrianismo. Más adelante, su trabajo en este concilio es sumamente trascendental; tal, porque Teodosio I decide que el catolicismo sea la religión oficial del Imperio (Edicto de Tesalónica de 380).

Alejandro muere en 326 en Alejandría (acorde a la tradición el 26 de febrero), luego de volver al concilio. Deja a San Atanasio de Alejandría para que le suceda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *