Biografía de Abu Bakr as-Siddiq, nació en La Meca c. del año 573 y falleció en Medina el 23 de agosto de 634. Es quien sucede a Mahoma y por ende se posiciona como el primer califa del Islam. Es el fundador de la serie de los califas ortodoxos.

¿Quién fue Abu Bakr as-Siddiq?

¿Quién fue Abu Bakr as-Siddiq? Su denominación, Abu Bakr, es un apelativo que se traduce como “Aquel con el que Al·lah está complacido”; tal, se convierte en un nombre propio usual alrededor del contexto islámico.

De igual forma, as-Siddiq es un apelativo con el significado de “El Sincero”. El original nombre de pila de Abu es Abd al-Ka`ba, pero lo modifica a Abd Al·lāh luego de convertirse al Islam.

Él se desenvuelve en La Meca como mercader y pertenece a la tribu de Quraysh; es el primero que se convierte a la religión que Mahoma predica y acompaña a éste al exilio en Medina. Posteriormente, se vuelve suegro de Mahoma cuando él se casa con su hija Aisha.

Cuando el profeta cae enfermo, lo designa en su lugar como líder de la oración (acorde a los sunitas). Este hecho se interpreta como que Abu Bakr es su sucesor.

Se destaca en su biografía que así, al morir Mahoma, en 632 Abu Bakr es la primera persona que porta el título de califa o sucesor de mensajero de Dios.

No obstante, el primo y yerno de Mahoma, Alí ibn Abi Tálib, reclama para sí mismo la sucesión. Más adelante, Alí acata la situación, aunque años después este desacuerdo provoca la segmentación de los musulmanes en tres vertientes: sunníes, jariyíes y chiíes.

Vida de Abu Bakr as-Siddiq

La vida de Abu Bakr as-Siddiq. El año en que Abu Bakr es elegido, estallan conflictos tribales en las zonas de Nechd y Hiyaz. Las rebeliones se originan por rechazo al Islam, y por la negativa al pago de impuesto zakat al califato.

Las revueltas son sofocadas por el califa, pero luego tiene que enfrentar otras oposiciones importantes; la de mayor relevancia es la que dirige Musailma. A pesar de la lucha, este hombre es vencido en la batalla de Akraba por Jalid ibn Walid; con esto, la Península de Arabia queda adherida definitivamente al estado islámico.

Con dicho logro, Abu Bakr conduce a sus generales a conquistar más territorios; respecto a ello, el Imperio sasánida pierde Irak en una única campaña liderada por Jalid ibn Walid.

Por otra parte, en el gobierno de Bakr se compila por primera vez el Corán, que hasta ese momento solo se recita de memoria.

El fallecimiento del califa es en Medina el 23 de agosto de 634; algunos dicen que el motivo es envenenamiento y otros debido a causa naturales. Poco antes de morir, denomina sucesor a Umar ibn al-Jattab, decisión que la comunidad ratifica según los sunitas. De nueva cuenta surge Alí y sus partidarios en la oposición, pero no se provocan incidentes serios. Su sepultura es junto a Mahoma y Omar, en la Mezquita del Profeta de Medina.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *